El uso de bombas de vacío se ha masificado gracias a innumerables beneficios que aporta a la hora de solucionar problemas masculinos de disfunción eréctil. Mediante la succión que se genera al eliminar el aire, las arterias y venas que se ubican a lo largo del pene se llenan de sangre ayudando a la erección.